martes, 20 de abril de 2010

Una Esponja Rara



Sí, soy como una esponja, eso sí, rara.

Soy una esponja porque al igual que estas absorven el agua, yo hago lo mismo con las preocupaciones, las dudas, las angustias, los miedos... de los demás. Pero yo soy rara, en vez de liberar el agua, no soy capáz de soltar a los demás lo mismo que absorvo. No les transmito mis pesares, mis penas, mis quejas, mis problemas.
¿Ves? ¡Soy una esponja rara! Todo lo que meto dentro de mí, no lo suelto. Como mucho pequeñas gotas de ese agua que llega un momento en que no puedes guardar más e inevitablemente dejas que se escape.

¿Pero por qué soy así? No es por falta de momentos en los que liberarme de semejante carga, no es por falta de confianza. Será ... ¿por vergüenza? ¿por temor a aburrir a los demás con semejantes historias? ¿por miedo a no ser entendida? ¿porque no quiero preocuparles con mis quebraderos de cabeza? ¿porque considero que los "problemas" son mios y tengo que arreglármelas sola? ¿porque no noto que me digan "habla te escucho"?

Ciertamente no lo sé. Puede que haya un poco de varias cosas, pero pienso que puede ser porque creo que tengo que resolver mis problemas por mi misma sin molestar a los demás.
¿Porqué pienso que molesto a los demás cuando les hablo de esto, si cuando ellos me piden consejo o se desahogan conmigo no pienso que me aburren o molestan? Sigo sin tener respuesta para esta otra pregunta.

Tal vez debería dejar a la gente que me quiere que sean partícipes de mis cavilaciones, que me den consejos como hago con ellos, hablarles sin esperar a que ellos estén dispuestos a hacerlo como hacen cuando es al revés, a no esperar el momento adecuado porque puede que nunca llegue, a no temer causarles un daño indirecto con mis problemas, a hacer ... como ellos hacen.
Debería probarlo por unos días y si me convence pues seguir así. Ser como ellos.

Tengo que intentar dejar de ser por unas horas ...
Pero si yo soy así, ¿por qué tengo que cambiar? Tal vez yo siempre sea ... una esponja rara.

domingo, 11 de abril de 2010

o

miércoles, 7 de abril de 2010

La Parte que Me Falta ~2~

¡Buenas!

Como puede que no se entienda muy bien esa parte de mi pasado a la que se refiero, voy a explicarlo un poco aún a temor de parecer que estoy mal de la cabeza. :-)

Simplemente como bien afirmé, ese texto correspondía a hace unos meses. Precisamente lo escribí porque en ese momento estaba dándome cuenta de que por un lado tenía añoranza por algo de mi pasado y por otro sabía que tenía que intentar cruzar otras puertas.

La parte de mi pasado, se refiere a un chico del que estube enamorada años pero no fui valiente para decírselo y es algo de lo que me arrepiento.

Muchas veces me pareció ver señales por su parte creo que evidentes, pero los dos nos quedamos ahi sin dar un paso más.

Me arrepiento de no haber actuado de otra manera, pero es que a pesar de ver sus señales, tenía miedo de que me rechazara o incluso de que yo lo hubiera interpretado mal. Así que por miedo me quedé ahí plantada.

Y he estado pensando en él pues ... 3 años que es el tiempo que hace que no nos vemos ni sé nada de su vida.

En ese tiempo ni me molesté en fijarme en otras puertas. ¿Para qué? El seguía siendo el centro de mis esperanzas, de mis pensamientos, de mis esfuerzos, de mis ilusiones, de mis sueños, de mis búsquedas, de mis anhelos, de mis escritos, de mis poesías, de mis composiciones ...

Sólo intentaba volver a encontrarle para comprobar que pasaría si se lo dijera. Y si sería capáz de hacerlo o haría como otras tantas veces en el pasado.

Tal vez llegaría tarde, tal vez ya tendría alguien importante en su vida. Pero aún así esperé, le esperé.

¡Cuántas veces soñé despierta y durmiendo cómo sería nuestro reencuentro! Que palabras le diría, cómo actuaría, qué le preguntaría, dónde estaríamos, de qué hablaríamos ...

Su sonrisa y sus ojos, era un recuerdo que no me abandonó durante todo ese tiempo. Y aún hoy día está presente ... pero de otra manera, aunque es cierto que a veces si que vuelvo a imaginar el encuentro, pero ya no sé si siento lo mismo ... creo que no

Lo que sí tenía claro cuando lo escribí es que quería volver a verle. Y por mi, me gustaría verlo mañana mismo para demostrarme de una vez si efectivamente forma parte de mi pasado como yo creo o me estoy engañando.

Lo que si tengo claro ... es algo que os contaré en próximos días ;-D , no voy a desvelarlo todo hoy ...

Ya sé que todo esto suena un poco a locura pero soy así. ;-D
Por cierto, va a haber más Escritos Atrasados referidos a la sala de las puertas, a ver si con esta aclarición y alguna otra que realice en el futuro se entienden. Si no es así no dudeís en decírmelo que lo explicaré mejor :-)

domingo, 4 de abril de 2010

La Parte que Me Falta



Pues aquí traigo el primero de mis Escritos Atrasados. En esta ocasión si se trata de mí y de lo que sentía el día en que lo escribí hace unos meses, concretamente en diciembre del 2009.
~~~~~~~~~~~

¡Otra vez vuelve a pasar! Otra vez me siento como si estubiera en una habitación redonda y tras de mi supiera que hay una puerta que forma parte de mi pasado y sé a dónde conduce.
El problema es que estoy de espaldas a ella y no sé exactamente dónde está, por lo que si quisiera cruzarla tendría que buscarla con la ayuda de mis manos mientras estoy de espaldas a ella. Es como las sombras de la cueva de Platón, sabes que están detrás pero no sabes de dónde vienen concretamente.

Y frente a mis ojos tengo 5 puertas, 5 oportunidades de intentar encontrar detrás de ellas, esa parte de mi que me falta, pero que no se a ciencia cierta dónde estará o si siquiera está tras una de ellas.

Entonces, aqui llega mi dualismo...¿escojo la puerta que tengo a mis espaldas, que forma parte de mi pasado, sé lo que esconde pero no la puedo encontrar? O por el contrario..., ¿decido dejar atrás el pasado e intento mirar al futuro, eligiendo una de esas 5 oprtunidades que tengo frente a mi, aun a sabiendas de que no se si encontraré lo que quiero detrás de ella?

¡No se qué hacer! ¡No se si dejarle atrás e intentar encontrar suerte en otros lugares! Si arriesgarme aun a temor de fracasar en el intento... Pero... ¡tengo miedo!
Tengo miedo de olvidarle, de olvidar lo que hay tras la puerta del pasado. Tengo miedo de encontrar algo bueno tras la nueva puerta, algo tan maravilloso, que me deslumbre de tal manera que le olvide. Y el problema está en que ...¡No se si quiero olvidar! Creo que no quiero olvidar, que no quiero olidarle y que.. ¡Qué no puedo olvidarle!
Puedo escoger seguir hacia adelante sin mirar atrás, aunque también puedo escoger seguir rumbo pero sin perder de vista el horizonte que queda tras de mi.
Es decir... seguir adelante sin olvidarle, llevándole siempre en mi corazón; intentando encontrar en otros lo que me gustaría encontrar en él. Y puede que nunca pase... puede que nunca lo encuentre en otros porque siempre lo esté comparando con él.
Pero ¡no quiero cerrar las puertas!. Quiero abrir otras nuevas sin perder por un segundo la que ya lo está, porque quiero mantener la esperanza... la esperanza de poder intentar cruzar esa puerta cuando vea que las otras no esconden lo que yo esperaba.
Puede que esas puertas sirvan para darme cuenta que lo que de verdad quiero... ¡es lo que había tras la primera!
Y si llega ese momento, lucharé, no pararé día y noche de buscar la puerta que está a mis espaldas hasta que la encuentre.
Aquella que había abandonado tras haber estado esforzándome tanto por cruzarla sin éxito, por otra opción que crei que seria lo mejor para mi, para mi corazón. Lo mejor para que mi corazón no sufriera por no ser capaz de alcanzar aquella tras la cual sé que está algo que yo quiero, tras la cual le dejé hace tanto tiempo a él ... y junto a él mi corazón. Esa parte del corazón capaz de amar, de darlo todo por otra persona, de sufrir para que él no sufra... Sin esa parte sólo me queda la que corresponde al sufrimiento, al sufrir por faltar la otra mitad. ¿Y quién es capaz de vivir de esa manera? Yo por lo menos no. Quiero recuperar mi corazón, estar completa y la única forma es ... ¿estando a su lado?

Escritos Atrasados





Llevo unos días dándole vueltas y al fin he decidido que voy a publicar algunos escritos que tengo guardados desde hace unos pocos meses cuando aún no me había atrevido a crear mi propio rincón.
Entonces en esos momentos decidí que para sentirme más relajada, sin tanto peso, debería dejar plasmado cómo me sentía por dentro. Que dudas, preocupaciones, reflexiones, sueños, pensamientos, fantasías, miedos, emociones ... me estaban invadiéndo.
Luego los guardé, esperando en algún momento sacarlos otra vez para que alguien las pudiera leer. Y he aquí ese momento esperado.

Son escritos que en su día creé en función de mi estado de ánimo. Algunos sobre mi, otros sobre historias que aparecen en mi cabeza y poco tienen que ver conmigo, simplemente se cruzan por mi mente.

Esas palabras guardadas escondían diferentes cosas: amores y desmores, paz, desconsuelo, sueños que se rompen, otros que al fin se alcanzan, pérdida, miedos, deseos, ilusiones ...

No sé aún cuáles de estos serán publicados, ya que al releerlos veo que tal vez sólo puedan ser entendidos por mí y por nadie más, que sólo yo sienta algo al leerlos, que no se comprenda lo que intentaba reflejar en ese momento, que sencillamente a otras personas les puedan parecer simples, aburridos, míticos o romanticones. De todas formas si por lo que sea necesitáis alguna aclaración para comprenderlo mejor, preguntármelo en un comentario y ya lo contestaré :-D

Aunque no los publique todos, si pondré algunos. Esos que me hicieron sentir bien conmigo misma al verlos escritos, esos con los que me sentí satisfecha, esos que me liberaron de la pesada carga que llevaba tiempo dentro de mí o esos que simplemente dibujaron una sonrisa en mi rostro o derramaron lágrimas sobre él mientras los estaba escribiendo.

Además creo que está bien publicarlas para que se entienda un poco mejor el cómo es ahora mi vida, lo que siento ... , porque sino algún día puede que no estendáis el porqué de lo que escribo.

Por eso, voy a dejar entre Mis Reflejos, mis escritos antigüos ... mis escritos atrasados.

Un fuerte beso y espero que os gusten !

sábado, 3 de abril de 2010

Para ...




Hoy se trata de un post que llevo varios días queriendo publicar y por fin he encontrado un pequeño momento para escaparme por aquí.

Está dedicado para esa personilla que fue la primera en pasarse por este pequeño rincón. Fue la primera seguidora de "mis reflejos" ...


Es para ti Gugu


No se si te harás una idea de la ilusión que me llevé en el momento en que vi que parecía que alguien se había interesado por querer conocer mi rincón. Y tal era así que no se pasó simplemente por él sin pena ni gloria, si no que quiso que formara parte de su lista de pequeños mundillos visitados.

Porque yo ese día entré esperanzada como los anteriores con la ilusión de encontrar un seguidor, pero la verdad pensaba que iba a estar vacío. Pero ahí estabas tú ...



¡¡¡¡¡ Muchas Gracias !!!!!



Ya que yo en ese momento me sentí feliz, plena, ilusionada, animada, deseosa de volver a escribir para que tú me leyeras.
Por supuesto desde aquel día estoy todos entrando en tu mundo para ver las novedades. Aunque todabía no comentara nada por alli, no significa que no lo visite sino que siempre voy con prisa y aún no he podido. Pero no dudes que te sigo :-D

Y también espero que comentes por aquí :-)

Un beso y mil gracias